top of page

Resumen de Parashá Vayishlaj
​(Génesis 32:4- 36:43)

1280px-francesco-hayez-061_orig.jpg

Génesis 32:4-21
Jacob vuelve a la Tierra  de sus padres (Israel) luego de veinte años de vivir en Jaran, y envía ángeles emisarios a Esaú con la esperanza de lograr una reconciliación; pero sus mensajeros reportan que su hermano está en camino hacia él con 400 hombres  armados. Jacob se prepara para la guerra, reza y envía un gran regalo a Esaú (que consistía en cientos de ovejas y vacas) para calmarlo.


Génesis 32:22-32
Esa noche, Jacob atraviesa su familia y posesiones por el río Jabok. Sin embargo, él queda del otro lado y encuentra un ángel, con quien lucha hasta el amanecer. Jacob sufre del dolor de su miembro reproductor, pues el ángel lo había herido pero Jacob prevaleció a la criatura divina, quien le da el nombre de Israel, que significa “aquel que prevalece por sobre lo Divino”.

 

Génesis 33:1-20
Jacob y Esaú se encuentran, abrazan y besan, pero se separan. Jacob compra un terreno cerca de Shjem, cuyo príncipe, también llamado Shjem, rapta y tiene relaciones con la hija de Jacob, Dina.


Génesis 34:1-31
Los hermanos de Dina, Shimón y Levi, vengan la desgracia matando todos los habitantes masculinos de la ciudad, luego de dejarlos indefensos al convencerlos de circuncidarse.

 

Génesis 35:1-29
Jacob continúa su viaje. Rajel muere mientras daba a luz a su segundo hijo, Biniamín, y es enterrada al lado del camino cerca de Betlejem. Ruvén pierde los méritos de su primogenitud porque interfiere con la vida marital de su padre. Jacob llega a Hebrón, a su padre Isaac, quien más tarde muere a los 180 años (Rivka fallece antes de la llegada de Iaacov).

 

Génesis 36:1-43
Nuestra sección concluye con un recuento detallado de las esposas de Esaú, hijos y nietos, y las historias familiares de la gente de Seir, entre quienes Esaú vive, la cual mas adelante se llamaría Edom.

bottom of page