top of page

El problema ético-Parte 2

Un análisis contextual del Éxodo  nos lleva  a  comprender  uno de los pasajes mas contradictorios de la Biblia ¿Puede Dios alterar sus propios principios y manipular el corazón humano?

Contacto

Descargar

bo.jpg

La afirmación de que Dios endurece el corazón de Faraón es teológicamente problemática como lo hemos establecido en la Primera parte de este estudio. La narrativa del Éxodo a menudo se resume como una sugerencia de que a pesar de que Dios negoció con Faraón y provocó plagas para convencerlo de que dejara ir a su pueblo Israel, Dios realmente está obligando a Faraón a ser terco y obstinado.  Según esto, Dios está actuando de mala fe, las plagas son inevitables, las advertencias y negociaciones son una  farsa y para el lector bíblico nos es presentado un Dios contradictorio  a sus propios atributos y poco ético.

Resolviendo el problema: una perspectiva histórica y contextual

1.Perspectiva cultural e histórica-

Cuando Moisés se presenta a Faraón por primera vez, ejecuta el famoso prodigio de convertir la vara en un cocodrilo [tanyin] o serpiente como comúnmente es conocido.  Así como hemos compartido en nuestro estudio Las plagas de Egipto en contexto histórico y cultural, por evidencia histórica en mitología y cultura egipcia, hemos conocido cómo los magos o sacerdotes egipcios sabían cómo ejecutar este prodigio incluso antes de que Moisés se presentara a Faraón, esto de hecho explica cómo los magos egipcios pudieron replicar el milagro inmediatamente después de Moisés.

Esta perspectiva histórica y cultural nos permite entender por qué Faraón endureció su corazón la primera vez: Moisés vino con un prodigio que los egipcios ya conocían y de hecho los magos de faraón pudieron replicar [convirtiendo dos varas en dos monstruos en vez de uno].

En la plaga de las úlceras también explicamos cómo para los sacerdotes era esencial estar ritualmente puros para poder presentarse a sus templos, hacer sacrificios y ejecutar sus ritos con los cuales intentaban descifrar y replicar los prodigios; debido que con esta plaga fueron incapacitados para poder ejecutar sus servicios hacia sus dioses, ellos podrían haber justificado que los prodigios  de Moisés eran una simple ventaja ya que ellos no podían clamar a sus dioses por estar impuros para ofrecer a sus dioses. En sumatoria, aunque existen muchos ejemplos más para tener en cuenta, Faraón endureció su corazón porque desde la perspectiva egipcia cultural estos milagros eran simples prodigios conocidos ante los sacerdotes o hechiceros egipcios, y por consiguiente, no era sorprendente para Faraón. En otras palabras, Moisés era visto como un mago o hechicero más preparado que los sacerdotes egipcios, donde en algún momento logró ventaja por deshabilitarlos  para que ellos se defendieran.

2.Perspectiva Ecológica- 

En  nuestro estudio Las plagas y la ecología egipcia explicamos cómo las plagas pueden ser atribuidas a fenómenos naturales que de hecho podemos ver en la actualidad. La sangre atribuida a las densas lluvias de Etiopía que acarrearon minerales que contagiaron el agua, infectando y matando los peces, provocando que las ranas contagiadas huyan fuera del río a los hogares egipcios donde luego mueren y como consecuencia llegan las pulgas y moscas que se alimentaron de las ranas muertas. La contaminación que trajo el río Nilo inicialmente por el mineral de los montes de Etiopía causó una enfermedad en los animales [la muerte del ganado] y a su vez úlceras en los seres humanos y así sucesivamente. Cuando Moisés se presento a Faraón  y presentó su primer milagro,  Faraón mandó a llamar magos [sacerdotes/hechiceros] y sabios [quienes conocía la naturaleza y  la racionabilidad] por lo cual claramente podríamos inferir que estas mismas explicaciones que parecen bastante posibles fueron presentadas ante faraón por sus sabios, provocándole incredulidad ante "la mano poderosa del Dios de Moisés" justificando los hechos a la racionabilidad, como los ejemplos mencionados, y por otra parte a buenos trucos mágicos. De esta forma, una vez más Faraón pudo fácilmente endurecer su corazón ante la petición de Moisés, ya que siempre había una explicación "razonable" para justificar la causa de las plagas.

3.Perspectiva en la narrativa bíblica

Para examinar el texto bíblico debemos tener en cuenta las perspectivas recién mencionadas, la perspectiva ecológica y la perspectiva cultural, ya que ambas ayudan a inferir el razonamiento de Faraón frente a las plagas y al endurecimiento de su corazón.

 

0-10 Milagros previos

Cuando Dios se apareció en la zarza, Dios le enseñó a Moisés a hacer dos prodigios, el prodigio de convertir la vara en "Tanyinn" y a convertir su mano en leprosa. Cuando Moisés se dirigía a Egipto para hablar con Faraón Dios le repite e insiste en hacer "estos prodigios" ante Faraón mientras Él [Dios] endurecería su corazón. Por el contexto escrito podemos fácilmente deducir que el provocar estos prodigios ante Faraón está completamente ligado a el endurecimiento del corazón de Faraón. Ahora bien, por el contexto histórico  y  cultural que hemos mencionado hemos podido conocer que los magos de Faraón ya sabían como provocar estos prodigios, [expresamente en cuanto al convertir la vara en tanyinn] y al ver Faraón que sus magos replicaron este prodigio el relato de la Torah nos dice que Faraón endureció su corazón. En conclusión, el hecho de que Moisés hizo un prodigio que ya era conocido para los egipcios provocó que Faraón no sintiera esa gran admiración ante este prodigio, sino que por el contrario, provocó que lo viera como un simple mago amateur. Entonces ¿Por qué Dios mandó a Moisés a ejecutar milagros mágicos que eran simples y conocidos ante los magos egipcios? como hemos analizado en nuestro estudio Dios Psicólogo, por otras características y detalles que analizamos en el mismo, Dios era consciente del conocimiento de los magos egipcios y su cultura, razón por la cual enseñó y ordenó a Moisés a ejecutar ese mismo milagro [convertir la vara], ya que sabía la reacción que obtendría de Faraón al ver a un simple mago aspirante intentar provocar admiración con algo que ellos ya manejaban, por lo tanto, Dios no le quitó su libertad de escoger, ni manipuló su corazón, sino que puso una situación delante de Faraón, sobre la cual [ya que Dios conoce el corazón del hombre] ya sabía cómo éste reaccionaría.

 

1-10. Plaga de Sangre

Inmediatamente después de estos prodigios Dios procede a revelar a Moisés las plagas o prodigios que vendrían a continuación, pero para que aquello fuera de acuerdo a los planes de Dios primero era necesaria "la primera impresión" como dice  en Éx 7:14  El corazón de Faraón ya está endurecido y no dejará ir al pueblo, ahora ve por la mañana.... 

Este versículo nos rebela que la primera impresión del milagro de la vara era crucial para los prodigios que vendrían a continuación, y nos ayuda a confirmar el entendimiento de por qué Dios mandó a Moisés a ejecutar ese prodigio específico de la vara antes de ejecutar el milagro de las 10 plagas: Faraón ya tenía en su entendimiento que Moisés era un simple mago que provocaba hechizos con su varita mágica, y ésta es la razón por qué la vara es un protagonista a lo largo de las plagas. La plaga de la sangre comienza y los magos también pueden explicarla y replicarla, como lo hemos expuesto en estudios anteriores.
En este sentido, el lector debe estar consciente de que a pesar de que como creyentes podemos leer las plagas y maravillarnos en el poder de Dios, la perspectiva que recibió Faraón de sus consejeros magos y sabios no era la de un creyente en la Biblia, sino que fue la de un escéptico. De esta forma, una vez más Faraón endureció su corazón, pero no porque Dios manipuló su corazón ni le quitó su libertad de razonar  o escoger, sino que Dios lo hizo preparando con conocimiento el escenario para que Faraón reaccionara de cierto modo, pero por su propia voluntad.

2-10 Plaga de las ranas

Al igual que en el caso anterior, podemos ver que los magos también pudieron replicar esta plaga, por lo cual el mismo principio aplica para ésta. No obstante, antes de continuar a la siguiente, debemos tener en cuenta que hasta aquí los magos han podido replicar los tres prodigios ejecutados por Moisés y ésta ha sido la causante del endurecimiento del corazón de Faraón. También debemos tener en cuenta que las plagas afectaban a toda la población de Egipto ya que aún no había una excepción en cuanto a los israelitas. Finalmente, debemos considerar, como lo hemos enseñado en Plagas en su contexto histórico, que para los magos egipcios era necesario estar ritualmente puros para poder presentarse ante sus templos y ofrecer sacrificios  a sus dioses, mas en el momento que las ranas comenzaron a morir estos fueron afectados de la impureza, descalificándolos    para estar preparados antes los prodigios que eventualmente haría Moisés. Esto nos lleva a la tercera plaga.

 

3-10 Plaga de los piojos

La plaga de los piojos es provocada por una reacción de la vara "mágica" de Moisés al golpear el polvo, a este respecto algo de lo que debemos estar al tanto es que se ha ido fortaleciendo la idea de Faraón de que esto era un prodigio de magia provocada por la vara, que en su primer impresión​ era algo que ellos también podían provocar. Además, debemos considerar que los sabios [consejeros] de Faraón también debían haber ofrecido una explicación razonable frente a estos fenómenos, como diciendo "los piojos  vinieron a la ciudad por las ranas que habían muerto y las ranas murieron ya que previamente se habían contaminado por las aguas del Nilo", etc. No obstante, ésta fue la primera plaga que los magos no pueden replicar, y Faraón al escuchar la respuesta de sus magos "esto es el dedo de Dios" se endurece nuevamente. Esta reacción parece algo contradictoria, uno pensaría que por primera vez Faraón tuvo que haber temido, pero  no lo hizo. La explicación más coherente es que decir "esto es el dedo de Dios" no es un halago o reconocimiento, como uno suele entender, sino que era más bien un comentario despectivo, como queriendo decir esto es un simple dedo de los dioses [Elohim], "tiene una pequeña ventaja", pero ¿frente a qué? frente a que los sacerdotes egipcios estaban impuros y sus ofrendas no eran aceptadas por sus "dioses". Esta explicación parece más razonable, ya que Faraón pudo haber entendido que aquí Moisés provocó que sus sacerdotes estén impuros y de esta forma Moisés ganó ventaja de ahí en adelante para que ellos no pudieran replicar los prodigios.

4-10 Plaga de moscas (mezcla de animales salvajes)

Esta plaga marca una especie de crescendo en comparación con las que hemos visto, puesto que por primera vez Dios hace una distinción entre los egipcios y Su pueblo Israel. Hasta entonces todos los habitantes de Egipto, incluyendo a los hebreos, estaban siendo afectado por "los desastres naturales", pero ahora Dios traería una mezcla de moscas sobre los habitantes de Egipto que pasaría por alto a los israelitas. Aquí la historia se vuelve más interesante, el Poder de Dios comienza a revelarse con más intensidad, pero Faraón sigue enterquecido ¿Cuál puede ser la explicación de esto? ¿Será que aquí Dios si está manipulando su corazón?  

 

7-10 Plaga de granizo

Las plagas 5 y 6 tienen la mismas explicaciones que la cuarta. Faraón tiene acceso a explicaciones razonables que pueden explicar los fenómenos naturales, cada una es un indicio de la plaga siguiente, por lo cual todo puede parecer una simple coincidencia, ¿pero cómo explicaban la distinción que hizo Dios entre los hebreos y egipcios y la persistente obstinación de Faraón? la séptima plaga  ofrece la respuesta.

En Éxodo 9:14,15 Dios manda a Moisés a decirle a Faraón que ésta vez Dios enviaría las plagas para herirlo a él, a su corazón y a todo su pueblo [no como antes], por consiguiente, podemos entender e inferir que ¡todas las plagas anteriores no afectaron a Faraón! y recién en esta séptima plaga iba a ser afectado. Faraón accede pero se arrepiente por lo cual prosigue a la siguiente plaga.

8 y 9-10 Plaga de langostas (vuelta al inicio)

Si Dios hubiera seguido con esa secuencia de prodigios de menor a mayor podríamos pensar que esta vez Faraón iba a acceder a la petición de Moisés. Faraón recién había sido afectado por la plaga de granizos, la cual expresamente dice que no habían visto una así desde la fundación de Egipto, pero Dios decide como su siguiente táctica traer los fenómenos más comunes que hay en Egipto: langostas y tormentas de arena. Estas plagas podrían haberse atribuido a simples fenómenos de la naturaleza, pues son las más comunes en la región hasta la fecha. ¿Por qué Dios hizo esto? Aquí es donde volvemos a recordar el tema principal del estudio, Dios está conduciendo todas las cosas para manifestar su poder, y para ello Faraón debe endurecer su corazón para que Dios aumente sus prodigios conforme al número de los dioses de Egipto. No obstante, podemos ver que en todo éste trato Dios nunca realmente alteró su corazón, lo manipuló ni le quito la libertad de escoger. Dios con sabiduría dispuso situaciones frente a Faraón para que él juzgue y decida.

10-10 Muerte del primogénito

Al final de la novena plaga Faraón finalmente accede a dejarlos ir, pero sin dejar ir a las mujeres y sus animales. Esta propuesta puede verse como un intento de liberarse de la carga de los alborotosos hebreos y una oportunidad para quitarles sus animales, ya que los suyos habían sido destruidos y una posibilidad de usar sus mujeres para hacer crecer la población después de las tragedias que habían experimentado los egipcios. La desafiante respuesta de Moisés provocó el rechazo de Faraón y esto condujo a la última plaga. 

Cruce del mar rojo

Faraón ya había perdido todo, perdió a su  hijo primogénito, a sus animales y la población egipcia había sufrido de igual manera. Los hebreos ya habían salido, pero a Faraón le llega la noticia de que ¡los hebreos escapaban! ¿Cómo se explica esto? ¿Acaso Faraón no dejó ir a los israelitas?
Aquí vemos nuevamente cómo Dios "endureció el corazón" de Faraón sin alterar o manipular su corazón. Desde que Dios se aparece a Moisés el mensaje fue siempre consistente y uno, "dejar ir al pueblo a camino de tres días para que adoren a su Dios en el desierto", Yehovah jamás mandó a decir a Faraón que deje ir al pueblo a la tierra prometida o que los deje libres. Sin embargo, Dios tenía planeado conducirlos a ella. Además, Dios mandó a los hebreos a pedir prestado a sus vecinos egipcios quien por su parte también creían que solo iban de pic-nic por unos días. Cuando Faraón y los egipcios se enteran  que los hebreos escapaban recobraron fuerzas para matarlos, y una vez más vemos como Dios controla todo. Si Dios hubiese mandado a Moisés a  decirle a Faraón que deje ir a los israelitas libres, el jamás lo hubiera hecho ni los egipcios hubiesen prestado sus bienes a quienes jamás volverían.

En sumatoria:

Cuando analizamos la perspectiva egipcia frente al desarrollo de las plagas y la comparamos con el relato bíblico, podemos ver que Faraón siempre tuvo acceso a explicaciones  razonables  y mágicas que causaron que su corazón se endureciera, pero en la práctica nunca vemos que Dios "mágicamente" endurezca su corazón o lo "posea" para que sea un obstinado, sino que Dios ponía frente a Faraón situaciones en las cuales sabía cómo iba a reaccionar.  Dios siempre le dio a Faraón la oportunidad de escoger, es más, Dios demostró que pudo haber matado a todos los egipcios desde el primer día, pero Dios siempre ofreció a Faraón y a los egipcios la oportunidad de guardar sus animales, celebrar el pesaj o ceder a la petición de Dios para que sean salvos de las plagas. Todo lo contrario, a pensar que Dios puede manipular el corazón de Faraón, vemos que en realidad Dios siempre dispuso el libre albedrío. De hecho, el relato nos cuenta que Dios no pudo liberar a los israelitas sino hasta que por el libre albedrío de ambos egipcios e israelitas se dispusieran a hacerlo. Ahora bien, con esto no digo que Dios no tenga poder de liberar a su pueblo o cambiar el corazón de una persona, etc. Dios puede hacer todo pues nada es imposible o fuera de su alcance, pero lo que vemos es que Dios en su palabra nos enseña que a pesar de poder hacer como él quisiera, hay principios establecidos donde otorga a cada ser humano igualdad, libertad, oportunidades y consecuencias por sus acciones.

 

¿Entonces por qué Dios le dice a Moisés que El endurecería su corazón?  

Esta pregunta la abordamos mejor en el estudio "Dios Maestro"

bottom of page