top of page

Al azar o predestinado

Jacob antes de morir declara a sus hijos lo que les acontecerá en los postreros días.  Un repartimiento de la herencia al azar versus un repartimiento de la tierra guiado y establecido por el Dios omnipotente.

Contacto

Descargar

al azar o pre.jpg

Introducción

Este mapa señala cómo la Tierra de Israel fue dividida por sus Tribus conforme a la lectura de  Josué  14:1-5

א  וְאֵלֶּה אֲשֶׁר-נָחֲלוּ בְנֵי-יִשְׂרָאֵל, בְּאֶרֶץ כְּנָעַן--אֲשֶׁר נִחֲלוּ אוֹתָם, אֶלְעָזָר הַכֹּהֵן וִיהוֹשֻׁעַ בִּן-נוּן, וְרָאשֵׁי אֲבוֹת הַמַּטּוֹת, לִבְנֵי יִשְׂרָאֵל. 
ב  בְּגוֹרַל, נַחֲלָתָם, כַּאֲשֶׁר צִוָּה יְהוָה בְּיַד-מֹשֶׁה, לְתִשְׁעַת הַמַּטּוֹת וַחֲצִי הַמַּטֶּה 
ג  כִּי-נָתַן מֹשֶׁה נַחֲלַת שְׁנֵי הַמַּטּוֹת, וַחֲצִי הַמַּטֶּה, מֵעֵבֶר, לַיַּרְדֵּן; וְלַלְוִיִּם--לֹא-נָתַן נַחֲלָה, בְּתוֹכָם. 
ד  כִּי-הָיוּ בְנֵי-יוֹסֵף שְׁנֵי מַטּוֹת, מְנַשֶּׁה וְאֶפְרָיִם; וְלֹא-נָתְנוּ חֵלֶק לַלְוִיִּם בָּאָרֶץ, כִּי אִם-עָרִים לָשֶׁבֶת, וּמִגְרְשֵׁיהֶם, לְמִקְנֵיהֶם וּלְקִנְיָנָם.  
ה  כַּאֲשֶׁר צִוָּה יְהוָה אֶת-מֹשֶׁה, כֵּן עָשׂוּ בְּנֵי יִשְׂרָאֵל; וַיַּחְלְקוּ, אֶת-הָאָרֶץ

Jos 14:1   Esto, pues, es lo que los hijos de Israel tomaron por heredad en la tierra de Canaán, lo cual les repartieron el sacerdote Eleazar, Josué hijo de Nun, y los cabezas de los padres de las tribus de los hijos de Israel.
2 Por suerte se les dio su heredad, como Yehováh había mandado a Moisés que se diera a las nueve tribus y a la media tribu.
3 Porque a las dos tribus y a la media tribu les había dado Moisés heredad al otro lado del Jordán; mas a los levitas no les dio heredad entre ellos.
4 Porque los hijos de José fueron dos tribus, Manasés y Efraín; y no dieron parte a los levitas en la tierra sino ciudades en que morasen, con los ejidos de ellas para sus ganados y rebaños.
5 De la manera que Yehováh lo había mandado a Moisés, así lo hicieron los hijos de Israel en el repartimiento de la tierra.

Aparentemente, esta repartición fue hecha al azar [por lote o sorteo] realizadas por el sacerdote Eleazar, Josué y los príncipes de las Tribus, ya que esa era la orden que Yehovah había entregado a Moisés.
A continuación la lectura original de cuando Yehovah ordenó lo referente a esto a Moisés en números 34 :

יג  וַיְצַו מֹשֶׁה, אֶת-בְּנֵי יִשְׂרָאֵל לֵאמֹר:  זֹאת הָאָרֶץ, אֲשֶׁר תִּתְנַחֲלוּ אֹתָהּ בְּגוֹרָל, אֲשֶׁר צִוָּה יְהוָה, לָתֵת לְתִשְׁעַת הַמַּטּוֹת וַחֲצִי הַמַּטֶּה. 
יד  כִּי לָקְחוּ מַטֵּה בְנֵי הָראוּבֵנִי, לְבֵית אֲבֹתָם, וּמַטֵּה בְנֵי-הַגָּדִי, לְבֵית אֲבֹתָם; וַחֲצִי מַטֵּה מְנַשֶּׁה, לָקְחוּ נַחֲלָתָם. 
טו  שְׁנֵי הַמַּטּוֹת, וַחֲצִי הַמַּטֶּה:  לָקְחוּ נַחֲלָתָם, מֵעֵבֶר לְיַרְדֵּן יְרֵחוֹ--קֵדְמָה מִזְרָחָה.  
טז  וַיְדַבֵּר יְהוָה, אֶל-מֹשֶׁה לֵּאמֹר. 
יז  אֵלֶּה שְׁמוֹת הָאֲנָשִׁים, אֲשֶׁר-יִנְחֲלוּ לָכֶם אֶת-הָאָרֶץ:  אֶלְעָזָר, הַכֹּהֵן, וִיהוֹשֻׁעַ, בִּן-נוּן. '
יח  וְנָשִׂיא אֶחָד נָשִׂיא אֶחָד, מִמַּטֶּה--תִּקְחוּ, לִנְחֹל אֶת-הָאָרֶץ

Num 34:13 Y mandó Moisés a los hijos de Israel, diciendo: Esta es la tierra que se os repartirá en heredades por sorteo, que mandó Jehová que diese a las nueve tribus, y a la media tribu;
14 porque la tribu de los hijos de Rubén según las casas de sus padres, y la tribu de los hijos de Gad según las casas de sus padres, y la media tribu de Manasés, han tomado su heredad.
15 Dos tribus y media tomaron su heredad a este lado del Jordán frente a Jericó al oriente, al nacimiento del sol.
16 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:
17 Estos son los nombres de los varones que os repartirán la tierra: El sacerdote Eleazar, y Josué hijo de Nun.
18 Tomaréis también de cada tribu un príncipe, para dar la posesión de la tierra.

Estos versículos definen  las ordenanzas que Josué y los líderes de la conquistas tuvieron que seguir conforme al mandato de Moisés. Las instrucciones eran que:

  • Quienes repartirían la tierra serían Josué, Eleazar y un príncipe de cada tribu​.

  • Dos tribus y medias ya habían recibido su porción, por lo tanto, el resto de la tierra se repartiría entre las nueve tribus y media restantes.

  • La repartición sería por sorteo.


Esta última instrucción queremos analizar. La palabra "sorteo", "lotería", "suerte" o "al azar" viene de la palabra hebrea "גּוֹרָל", de acuerdo a algunas referencias Bíblicas esta palabra puede significar completamente "al azar", como tirar los dados, o bien puede referirse a un tiempo propicio, generalmente relacionado con la adivinación que la Torah de hecho prohíbe. Un ejemplo de esta acción es cuando Amán busca un tiempo propicio (al azar  o por suerte  גּוֹרָל) para matar a los judíos. En realidad, él no escogió una fecha cualquiera que se le vino a mente. En este contexto él busco una fecha por medio de la adivinación en la cual los judíos pudieran estar aparentemente desprotegidos por su Dios para destruirlos. Basados en estas definiciones o usos bíblicos podemos interpretar que la Tierra de Israel fue repartida completamente al azar [por decisión de los líderes mencionados en Números 34], y no por loteo buscando una revelación mística como la adivinación, ya que esto está expresamente prohibido por la Torah en Levítico 19:31.

¿Por suerte o Profetizado?

En base a lo que hemos leído entonces podemos concluir que la Tierra de Israel fue repartida por suerte, simplemente al azar. De hecho esto es verdad, la Tierra de Israel fue repartida al azar  "גּוֹרָל" . Sin embargo, en la parashá de esta semana Vayejí,  Jacob bendice a sus hijos antes de morir y les revela ciertas cosas que les ocurrirían en los postreros días. Esta porción bíblica es la primera en la Biblia que contiene un lenguaje poético, lo cual la hace difícil de entender al lector. Conteniendo una especie de rítmica, metáfora, alegoría y un lenguaje que hermosea el idioma hebreo, por lo cual la comprensión de estos versículos requieren una comprensión de hebreo bíblico avanzada. A pesar de estas dificultades se puede entender con claridad que esta bendición o profecía de Jacob estaba definiendo las tribus por sus territorios y futuras profesiones.

Lectura Bíblica

Génesis 49:2 Juntaos y oíd, hijos de Jacob,
Y escuchad a vuestro padre Israel.
3 Rubén, tú eres mi primogénito, mi fortaleza, y el principio de mi vigor;
Principal en dignidad, principal en poder.
4 Impetuoso como las aguas, no serás el principal,
Por cuanto subiste al lecho de tu padre;
Entonces te envileciste, subiendo a mi estrado.

​[Notése que Jacob no niega que Rubén sea el verdadero primogénito, y por consiguiente, merecía recibir la anhelada bendición mayor, pero inmediatamente le declara haber perdido su primogenitura, y de hecho termina siendo reprendido y no recibe prácticamente ninguna gran revelación futura. Si nos situamos en el mapa de Israel encontraremos a Rubén en un rincón extremo hacia el desierto que supuestamente fue codiciable cuando se dirigían a la Tierra de Canaán, pero a comparación con las otras tribus, esta región es la más árida y hoy desértica.]

5 Simeón y Leví son hermanos;
Armas de iniquidad sus armas.
6 En su consejo no entre mi alma,
Ni mi espíritu se junte en su compañía.
Porque en su furor mataron hombres,
Y en su temeridad desjarretaron toros.
7 Maldito su furor, que fue fiero;
Y su ira, que fue dura.
Yo los apartaré en Jacob,
Y los esparciré en Israel.

[Simeón y Leví son reprendidos por el acto violento ocurrido en la historia de Dina, no obstante, la declaración de Jacob proclama que ese espíritu violento sea apartado de Israel, además de ser separados en la heredad, ya que Simeón y Leví juntos, son peligrosos. Al buscar la repartición de las tribus en el mapa que fue establecido "al azar" vemos a Simeón con una tierra mezclada junto a Judá a un extremo, y a Leví, sin territorio propio esparcido por toda la Tierra de Israel, ya que fueron tomados como los guías espirituales de la tierra de Israel.]

8 Judá, te alabarán tus hermanos;
Tu mano en la cerviz de tus enemigos;
Los hijos de tu padre se inclinarán a ti.
9 Cachorro de león, Judá;
De la presa subiste, hijo mío.
Se encorvó, se echó como león,
Así como león viejo: ¿quién lo despertará?
10 No será quitado el cetro de Judá,
Ni el legislador de entre sus pies,
Hasta que venga Siloh;
Y a él se congregarán los pueblos.
11 Atando a la vid su pollino,
Y a la cepa el hijo de su asna,
Lavó en el vino su vestido,
Y en la sangre de uvas su manto.
12 Sus ojos, rojos del vino,
Y sus dientes blancos de la leche.

[Judá sin duda recibe una bendición importante, pues de él saldrán reyes, a él se congregarán los pueblos,  ya que Dios escogería en un futuro a Jerusalén como la ciudad donde establecería su morada, el Templo. En cuanto a la descripción territorial, Judah estaría en un territorio de viñedos, lo cual en un contexto cultural, es una de las tierras más privilegiadas, además de simbolizar un estado de paz completo].

13 Zabulón en puertos de mar habitará;
Será para puerto de naves,
Y su límite hasta Sidón.
14 Isacar, asno fuerte
Que se recuesta entre los apriscos;
15 Y vio que el descanso era bueno, y que la tierra era deleitosa;
Y bajó su hombro para llevar,
Y sirvió en tributo.

[Estas descripciones  claramente revelan el territorio que heredarían, no obstante, Zabulón no colinda con el mar. Algunos intérpretes entienden que Zabulón sería un negociante del mar, como los que transportarían mercaderías por el mediterráneo hacia Israel, pero no necesariamente teniendo una residencia junto al mar. Por otro lado, otros mapas sugieren que Zabulón tenía una salida al mar mediterráneo. A pesar de esta situación es interesante considerar que Zabulón e Itzajar reciben una bendición junta en esta oración de Jacob, 200 (+) años después estas tribus colindarían juntas.]

16 Dan juzgará a su pueblo,
Como una de las tribus de Israel.
17 Será Dan serpiente junto al camino,
Víbora junto a la senda,
Que muerde los talones del caballo,
Y hace caer hacia atrás al jinete.
18 Tu salvación esperé, oh Jehová.
19 Gad, ejército lo acometerá;
Mas él acometerá al fin.
20 El pan de Aser será substancioso,
Y él dará deleites al rey.
21 Neftalí, cierva suelta,
Que pronunciará dichos hermosos.

[Algunas descripciones no son muy claras como hemos informado anteriormente. Sin embargo, Gad  fue sitiado en un territorio que perdió su dominio mucho antes la dispersión de las tribus y a la fecha no es parte del Israel moderno, pero en un futuro este territorio será reconquistado. Aser y Neftalí colindan el uno con el otro, están en territorios más verdes, donde crece mucho trigo y hay bosques donde habitan ciervos por esta razón, Aser provee el pan]

22 Rama fructífera es José,
Rama fructífera junto a una fuente,
Cuyos vástagos se extienden sobre el muro.
23 Le causaron amargura,
Le asaetearon,
Y le aborrecieron los arqueros;
24 Mas su arco se mantuvo poderoso,
Y los brazos de sus manos se fortalecieron
Por las manos del Fuerte de Jacob
(Por el nombre del Pastor, la Roca de Israel),
25 Por el Dios de tu padre, el cual te ayudará,
Por el Dios Omnipotente, el cual te bendecirá
Con bendiciones de los cielos de arriba,
Con bendiciones del abismo que está abajo,
Con bendiciones de los pechos y del vientre.
26 Las bendiciones de tu padre
Fueron mayores que las bendiciones de mis progenitores;
Hasta el término de los collados eternos
Serán sobre la cabeza de José,
Y sobre la frente del que fue apartado de entre sus hermanos.
27 Benjamín es lobo arrebatador;
A la mañana comerá la presa,
Y a la tarde repartirá los despojos.

[La bendición de José es sin duda la mas importante, José recibe un territorio mayor y éste es de Efrayim y Manashé, quienes evidentemente recibieron una gran cantidad de tierra por herencia, además, estas tierras tienen la mayor bendición de toda la tierra de Israel, y la verdad es que en esta franja céntrica de Israel es donde existe la mayor concentración de agricultores pues es el territorio mas fértil]

En síntesis, aprendimos que: 

La repartición de las tribus por sus tierras fueron otorgadas al azar o por suerte por Josué, Elezar y los príncipes de cada Tribu, según fue la orden que recibieron de  Moisés, que él había recibido a su vez de parte de Dios en Números cap  34. No obstante, al ver esta profecía de Génesis 49, que Jacob entregó a sus hijos doscientos años antes de esta repartición, podemos claramente ver que este territorio que aparentemente fue repartido "al azar" Dios ya lo tenía establecido y le fue revelado a los hijos de Israel en Egipto. 

El objetivo de éste estudio es notar que el concepto de suerte para Dios no existe. De hecho, por eso consideramos importante la orden de Dios de repartir la tierra "por suerte". Para que así podamos comparar con estos versículos mencionados y ver cómo aun cuando el hombre hace algo al azar, sin pensar o sin tener una revelación directa de Dios, las cosas ocurren como Dios ya las tiene establecidas. Dios tiene control de todo, y esto no solo involucra un tipo de control como si ruego que Dios me cuide y me encierro en una habitación fuera de todo peligro.  Esta enseñanza sugiere que si tiro un dado al aire, el número que aparentemente esperamos ver al azar o por suerte, Dios ya lo tenía establecido desde el momento en que fuimos creados. Por supuesto esto es solo un ejemplo, y no quiero decir con esto que Dios esté preocupado de un juego de mesa. En conclusión, vemos que incluso lo que hacemos por suerte o sin tener un plan establecido, Dios ya lo tiene establecido y lo tiene en control. Por lo tanto, este mensaje también debe servir para confiar y esperar que aún cuando las tribus han sido dispersadas e Israel no sea la nación profetizada como fue en un  inicio, Dios siempre cumplirá sus promesas. Lo que él ha establecido en su palabra sin duda se cumplirá, porque aún las adversidades y las cosas aleatorias de la vida están consideradas y guiadas por Él.

bottom of page